Las abejas, centinelas de nuestro medio ambiente

Las abejas son los únicos insectos en el mundo capaces de producir un alimento consumido por el hombre. Con el polen recolectado de un millón de flores son capaces de fabricar hasta un kilo de miel por lo que resultan esenciales para la biodiversidad pues ellas solas son capaces de garantizar la seguridad alimentaria de nuestro planeta.

En el mundo existe 20.000 especies de abejas silvestres. Las tasas de mortalidad de las abejas se estiman en el cinco por ciento. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, esta tasa ha aumentado hasta un peligroso treinta por ciento. Las abejas juegan un papel fundamental en la polinización, crucial para la reproducción de las plantas, por este motivo podemos considerarlas como las centinelas del medio ambiente.

Por este motivo, la preservación de la biodiversidad se ha convertido en un gran desafío pues ofrece una fuente de materias primas insustituibles. Desde el año 2017, los mejores especialistas del mundo se reúnen para debatir las causas y consecuencias de la desaparición de las abejas, compartiendo soluciones innovadoras para atajar la crisis apícola mundial, explorando las soluciones propuestas por otros países.

Para mejorar las relaciones entre los seres humanos y las abejas a nivel mundial la UNESCO ha decidido establecer una base científica que apoye a las abejas y demás polinizadores invirtiendo en investigación, fundando escuelas de apicultura que se centrarán en la formación de apicultores, y creando granjas apícolas.

Durante este año, Guerlain en colaboración con el Observatorio Francés de Apidología ha formado a 20 personas en 10 reservas situadas en Etiopía, Rwanda, Camboya y China. Los próximos cuatro años permitirán que cada año se capacite y apoye a otras veinte personas de otras diez reservas de biosfera de diez países diferentes. Para 2024, esta asociación habrá formado a 88 apicultores de 44 reservas de biosfera de la Red Mundial de la UNESCO. También creará una red internacional de profesionales que compartirán sus conocimientos científicos y locales sobre el papel crucial de las abejas y la polinización para la seguridad alimentaria mundial.

También ha creado la Bee School, un programa de sensibilización para los niños sobre la preservación de las abejas, símbolo de la Casa desde 1853. Desde hace dos años, comenzó la formación de voluntarios que actualmente se han convertido en embajadores de las abejas y de la biodiversidad. Estos voluntarios visitan las escuelas primarias para descubrir a los niños el papel de las abejas, y sensibilizarlos sobre su protección. También les ayudan a comprender mejor los problemas de la biodiversidad y del clima identificando acciones simples y concretas que pueden llevarse a cabo para protegerlas.

El próximo 20 de mayo se celebra el Día Internacional de la Abeja Internacional de la Abeja. Con tal motivo, Laurent Boillot, presidente y director general de Guerlain, y Sandrine Sommer directora de desarrollo sostenible han querido refrendar el compromiso medioambiental y social de la marca empeñada en ayudar a formar a nuevos apicultores en todo el mundo, y medir los beneficios de la polinización en las reservas de la biosfera.

18
2 Comentarios
  • Energias Renovables
    mayo 4, 2020

    En mi opinión las abejas son de los animales/ insectos más importante que tenemos en nuestro planet. Buen post

  • Gema
    mayo 13, 2020

    Es verdad! Los seres humanos deberíamos tener mejor relación con las abejas. Nos aportan mucho!

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *