Las chinoiseries de Teresa Helbig para la próxima primavera

La fascinación de occidente por China data de mucho tiempo atrás, desde que los mercaderes y viajeros vencianos viajaron hasta Asia Oriental. Famosos son los relatos de Marco Polo que recorriendo toda la ruta de la seda llegó hasta Mongolia y China.

UgoCamera/IFEMA

Las rutas mercantiles trajeron hasta Europa muchas chinoiseries a finales del siglo XVII. China se puso de moda, sobre todo en Francia quien se sintió absolutamente seducida por su tradiciones milenarias, su delicadeza romántica.

UgoCamera/IFEMA

Otra que se sintió absolutamente fascinada por todas las prendas ceremoniales de la China más tradicional fue la directora de la edición americana de la revista Vogue, la gran Diana Vreeland que en 1980 dedicó una exposición en el MET a la que tituló «Costumes of the Ch’ing Dinasty».

UgoCamera/IFEMA

De este oriente afrancesado la diseñadora Teresa Helbig ha utilizado para crear su colección para la primavera-verano de 2016 telas como el crêpe de seda, el georgette, la bambula, la blonda, el tul y los bordados.

UgoCamera/IFEMA

También la estética de los trajes de ceremonia con sus vestidos largos y sus chaquetas estructuradas, la iconografía con corales, perlas, y carpas koi, la paleta de colores en crudos, bordados con rosa pálido y el verde jade.

UgoCamera/IFEMA

Pero más allá de todas estas referencias inspiradoras, Teresa Helbig ha sabido mantener una manufactura impecable, ya que todos los modelos han sido cosido a mano, prestando especial atención a los detalles, para una mujer elegante y seductora con un estilo de vida sofisticado.

UgoCamera/IFEMA

Sitio oficial | Teresa Helbig
En Totum Revolutum | Teresa Helbig diseñará el vestuario del Ballet Naciona de España

0

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *