Las razones del apoyo de Chanel a los Métiers d’art

Durante más de medio siglo, Chanel ha sabido mantener una relación intensa con diversas profesiones artesanas que forman parte del arte de la moda. A saber: marcas artesanas y fabricantes situados en Francia y Europa.

Preservar este saber hacer, ayudar a los talleres a continuar su aventura, mantener las técnicas en Francia, y apoyar el deseo de innovación y de apertura al mundo entero, es una labor que se ha ido tejiendo a lo largo de décadas. De esto se encarga la empresa Paraffection Paris, creada por Chanel en 1997 y que reúne a sus artesanos.

Una hermosa aventura, dedicada a la moda y al saber hacer que, en su día, comenzó con Gabrielle Chanel. En su estudio creativo de la calle Cambon 31, comenzó creando muchos accesorios. Para darles vida, y un estilo propio, recurrió a los más grandes artesanos de su tiempo estableciéndose entre ellos una fuerte relación.

Desde 1954, el orfebre Goossens cincela la bisutería barroca marca de la casa. En 1957, el zapatero Massaro crea a petición de Mlle. Chanel el zapato bicolor, mientras que Lemarié se convirtió en el especialista y proveedor exclusivo, aún hoy, de camelias de tela en los años sesenta.

Desde 1983, la creatividad de Karl Lagerfeld, su imaginación sin límites, su deseo de desarrollar nuevas colecciones de moda y accesorios, en particular la colección Métiers d’art, han llevado a la marca a trabajar cada vez más regularmente con artesanos de los Métiers d’art.

La idea de preservar estos oficios y sus artesanos, de mantener estas competencias y sus talleres en Francia nació naturalmente. así que cuando uno de estos talleres quiere vender, se lo ofrecen a Chanel antes que a nadie.

En este sentido, la primera adquisición se completó en 1985 con el parurier Desrues. Le siguieron otros, como el bordador Lesage, la sombrerera Maison Michel, el plisador Lognon, el bordador Montex, el orfebre Goossens, por nombrar sólo algunos. Hoy, más de treinta años después, Parafección reúne a 26 talleres artesanos. Todos ellos colaboran con casas de moda francesas e internacionales (no solo con Chanel).

De este modo, bajo el impulso de Bruno Pavlovsky, Paraffection (12 rue Duphot -París) salvaguarda muchos puestos de trabajo al servicio de la moda no solo francesa sino también italiana, española o escocesa.

Paraffection Paris ofrece una mejor estabilidad financiera, desarrolla agilidad y reactividad, enriquece el know-how con la posibilidad de adquirir nuevos materiales y técnicas. Encuentra el tiempo para innovar, para dar vida y magnificar las ideas de los creadores sin limitar nunca su creatividad, alimentando de este modo el patrimonio artesanal, y llevándolo hacia el futuro para evitar así la desaparición de un patrimonio único.

18
1 Comentario
  • Gg
    diciembre 10, 2018

    Me parece estupendo! Es una iniciativa maravillosa y una forma de mantener “vivos” a los artesanos…
    Me ha encantado el Post!

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *