Los eccemas de manos del príncipe jardinero

El otro día, cuando vimos al príncipe Carlos saludar a Dña. Letizia a su llegada a la National Gallery me sorprendió mucho lo hinchadas y enrojecidas que tenía las manos. Así que me puse a investigar un poco. De todos es sabido que cuando, a pesar de usar cremas, se tienen manos ásperas, con erupciones cutáneas, lo más probable es que se tengan eccemas en la piel.

Si no se tratan convenientemente, estos eccemas pueden llegar a formar dolorosas grietas en las manos, sequedad extrema, ampollas, costras, sangrado y sensación de ardor en la piel.

Tirando de hemeroteca, he descubierto que el pasado 18 de febrero, durante la inauguración de la Esclusa Inferior de Wallbridge, en Stroud en el Canal de Cotswold, los paparazzi allí congregados fotografiaron al príncipe Charles cortando con unas tijeras la habitual cinta.

Las cámaras, al enfocar el momento, permitieron que viésemos de cerca el estado de sus manos. Estos eccemas irritativos provocan una reacción inflamatoria de la piel que suele ir acompañada por pequeñas vejigas con líquido.

Al parecer los jardineros y agricultores tienen un alto riesgo de desarrollar, en algún momento, un episodio de eccema irritativo en sus manos. Para evitar que este proceso se haga crónico, es importante evitar el lavado excesivo de las manos sustituyendo el agua y el jabón con soluciones hidro-alcohólicas, utilizar guantes protectores, y procurar restaurar la barrera cutánea con antibióticos y pomadas con corticosteroides (de ahí el aspecto hinchado de sus manos). También es importante evitar el contacto con productos que hayan podido propiciar alergias cambiando de hábitos para evitar nuevos episodios.

17

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *