Los Sussex llegan a Fiji donde estarán 2 días

Meghan y Harry llegan a Fiji. La duquesa de Sussex bajó las escalerillas del avión Qantas que les llevó hasta su nuevo destino luciendo un inmaculado look compuesto por un vestido blanco de la marca Zimmerman, tocado de Stephen Jones, pendientes pertenecientes al joyero de Lady Di que ya lució en su visita a Chester, y una pulsera de brillantes regalo de su suegro, el príncipe de Gales, que estrenó la víspera de su boda.

Meghan los combinó con unos salones negros de Tabitha Simmons y un clutch de Kayu Design que recordaba un poco al Knot de Bottega Veneta.

Nada más llegar, los Sussex se dirigieron a la Borron House para saludar al alcade Jioji Kontrote y a su mujer. Allí, en el Albert Park, asistieron a una ceremonia tradicional de bienvenida conocida como Veiqaraqaravi Vakavanua llevada a cabo por la gente de Vuda a la que asistieron más de 15.000 lugareños.

A continuación, los Sussex acudieron a una recepción a la que siguió una cena de estado organizada por el presidente de Fiji. Meghan lució por primera vez un traje de embarazada en color azul, largo, de manga corta y con capa de una firma inglesa. Para adornarse, optó por unos aparatosos pendientes en forma de chandelier.

Esta previsto que el príncipe Harry y su mujer pasen en Fiji dos días, hospedándose en el Grand Pacific Hotel como ya hizo su abuela, Isabel II y su marido en 1953.

19

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *