Los Trump cumplen con la tradición y vuelven a su casa de Mar-a-Lago para asistir a la 60 edición del Baile de la Cruz Roja que todos los años celebran en ella

En Palm Beach (Florida) se encuentran las instalaciones del Club Mar-a-Lago, un hotel de 118 habitaciones de estilo hispano-árabe con un salón de baile de 2.000 metros cuadrados, con campo de golf, spa y piscina frente al océano. Es el Versailles de Donald Trump. Un complejo residencial, catalogado como patrimonio histórico de Florida, construido durante los años 20 y reconstruido por el magnate sin escatimar en gastos.

maralago2

Marjorie Merriweather Post fue la primera propietaria de Mar-a-Lago, una gran dama que lo adquirió en 1927. Desde 1957, solía organizar en su casa espléndidos bailes en favor de la Cruz Roja a los que solía acudir Trump con su mujer de turno.

maralago1

maralago3

Antes de morir, en 1973, en muchas ocasiones manifestó su deseo de que Mar-a-Lago llegase a convertirse en una de las residencias de invierno para los presidentes americanos.

maralago4

maralago5

maralago6

Trump adquirió la mansión en 1985, aunque debido a un bache financiero, en abril de 1995, se vio obligado a hacer de Mar-a-Lago un lucrativo club privado para la jet set, reservando una de sus alas como residencia privada para poder pasar en ella numerosos fines de semana.

Al convertirse en el nuevo propietario de la mansión, Donald Trump continuó con la tradición de celebrar en sus instalaciones el baile anual de la Cruz Roja. Y, este año, a pesar de sus nuevas responsabilidades aprovechó que era fin de semana para refrendar con su presencia lo importante que es este baile para recaudar fondos para destinar a todos los proyectos en los que Cruz Roja suele involucrarse.

Recibimiento2

recibimiento

A su llegada, ya le estaba esperando su mujer Melania que se le había adelantado para ultimar todos los preparativos. La nueva First Lady acudió a recogerle a pie de pista cuando el recién estrenado presidente de los Estados Unidos aterrizó en Florida a bordo del Air Force One.

020617 red cross trump 05

Baile

Melania iba impecable, como siempre, luciendo un traje de color rojo de Givenchy, y un clutch rígido de Chanel. Se notaba que no era la primera vez que recogía a pie de pista a importantes personalidades, porque sabiendo que había que recorrer una cierta distancia desde el coche hasta la escalinata del avión, optó por unas bailarinas de Christian Louboutin sin tacones.

melania

Para la noche, en cambio, apostó por un fourreau con cuello en V y sin mangas en color fucsia, que se le ajustaba al cuerpo como una segunda piel, y se adornó con unos espectaculares pendientes de esmeraldas y diamantes. Si os fijáis, veréis que Melania no llevaba ni tan siquiera una cartera de noche. Algo lógico, si se tiene en cuenta que estaba en su casa.

Está visto que a pesar de que desde que asumió el cargo, el nuevo presidente no ha parado ni un instante, también parece muy acostumbrado a mezclar los negocios con el placer. Al famoso baile de la Cruz Roja asistieron, entre otras importantes personalidades, los embajadores de Suiza, Italia, Colombia, Afganistán, Perú y Jordania.

Fotos Mar A Lago Club

6

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *