Los Wertheimer recuperan La Pausa, la villa de Gabrielle Chanel en Saint-Tropez, 87 años después

Por miércoles, septiembre 30, 2015 0 , , Permalink 1

A finales de septiembre de 1928, Gabrielle Chanel – que se había aficionado muchísimo a la Riviera Francesa, se compró un terreno con vistas al mar, desde donde podía dominar Cap-Martin.

Coco-LaPause

El Train Bleu era el nombre de un tren de lujo que, a principios de 1920, unía el norte de Francia con la côte d’Azur. Sus pudientes viajeros iban en busca de un estilo de vida más sano, y cercano a la naturaleza, donde las actividades deportivas ocupaban un lugar importante.

650_1200

Ya que, después de la Primera Guerra Mundial, entre las clases altas se produjo un gran deseo por los baños de sol al borde del mar, enfundados en aquellos divertidos bañadores a rayas con tirantes.

650_1200-1

Allí mandó construir una villa que ella misma ayudó a diseñar, supervisando las obras y a la que decoró personalmente. A esta casa de veraneo la llamó «La Pausa», porque allí desconectaba del trabajo. En 1924 recibió en ella a Pablo Picasso y a Serge Diaghilev quien, por aquel entonces, dirigía la compañía de Ballet Ruso.

BalletLeTrainBleu

Tanto es así, que los tres colaboraron juntos en un proyecto. Me estoy refiriendo al espectáculo de ballet Train Bleu. Coco Chanel diseñó el vestuario de los bailarines de la compañía (que hoy se conservan en el Victoria & Albert Museum de Londres.

CostumesLeTrainBleu

Y Picasso el telón de fondo de los decorados donde se podían ver a mujeres ligeritas de ropa corriendo por una playa.

Diaghilev-Picasso

La estética de esta casa recuerda un poco a la de la abadía de Aubazine, que fue el orfanato donde se crió Gabrielle Chanel hasta su mayoría de edad. Y, ¡es que hay cosas que marcan de por vida! El caso es que la casa fue construida en sólo un año y medio. Un tiempo récord si tenemos en cuenta la envergadura de sus instalaciones.

salon

En 1954, después de la muerte del Duque de Westminster, Mademoiselle Chanel decidió vender La Pausa con todos sus muebles a Emery Reves, un escritor y editor Americano, que confirió un nuevo resplandor a la villa acogiendo en ella a sus amigos Winston Churchill, Greta Garbo o Jackie Onassis.

DormitorioCoco

Los hermanos Wertheimer, propietarios de la marca Chanel desde el año 1924, consideraron que esta casa era un testigo excepcional de la vida de Gabrielle Chanel, por lo que debía volver a formar parte de patrimonio de la Maison.

bains

Así que la volvieron a adquirir (dicen que por 40 millones de euros) y la mandaron renovar para que recuperase su espíritu original. Sabemos que con la llegada del verano, muchas son las grandes marcas que buscan localizaciones en la Costa Azul para instalar sus Pop-up stores.

Chanel, por ejemplo, llevaba más de 6 años alquilando un palacete en Saint-Tropez llamado La Mistralée, donde los afortunados veraneantes de la Costa Azul podían encontrar las últimas novedades y los accesorios más exclusivos.

jardins

Hoy, 30 de septiembre, Chanel ha anunciado que las obras de La Pause se han acabado. Curiosamente el mismo día que Gabrille Chanel compró este terreno hace justo 87 años. Mucho me temo que, el año que viene, La Mistralée tendrá que buscar a un nuevo inquilino durante la temporada estival.

Sitio oficial Chanel
Fotos The New York Times Magazine
En Totum Revolutum Chanel no sabe de crisis, los Wertheimer ocuppan la 6 y 7 posición dentro de las grandes fortunas de Francia

1

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *