Máxima y Guillermo visitan Palermo y se dan un baño de multitudes

Durante su segundo día de visita a Italia, los reyes Guillermo y Máxima de Holanda viajaron hasta Palermo donde fueron recibidos por su alcalde Leoluca Orlando.

Antes de realizar una visita al Palazzo delle Aquile, sede del ayuntamiento para firmar en le libro de honor de la ciudad, los ilustres visitantes hicieron una paradita para ver de cerca la maravillosa fuente de la plaza de la Pretoria obra de Francesco Camilliani.

Máxima se vistió acorde con las altas temperaturas luciendo un vestido blanco sin mangas y escote en V que combinó como suele ser habitual en ella con una amplia pamela de paja, gafas oscuras tamaño XXL, con unas sandalias peep-toe con suela compesada y con una cartera de mano fabricada con juncos. Curiosamente, la reina de Holanda llevaba puestos guantes de cuero del mismo tono arena que sus accesorios.

A continuación, los reyes se desplazaron hasta una asociación multicultural de Ballarò llamada Moltivolti para conocer de primera mano las actividades de integración que se están realizando con los inmigrantes, y también visitaron el Palazzo dei Normanni, la capilla Palatina en Ars y el mercado del Capo acompañados por el presidente Giovanni Ardizzone.

Los monarcas almorzaron en la sala de los espejos de Villa Niscemi. El chef Natale Giunta fue el encargado de elaborar y servir el menú.

La última vez que un soberano holandés había visitado la zona fue en 1985. El motivo de la visita de Palermo no obedece solo al deseo de conocer la ciudad sino para estudiar el modelo de acogida de los inmigrantes que se lleva a cabo en Sicilia.

7
1 Comentario
  • GG
    junio 23, 2017

    Súper guapa y elegantísima!!!
    Debe ser encantadora…

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *