Meghan asiste a un funeral con los hombros al descubierto

Hace 25 años, en 1993, Stephen Lawrence fue asesinado durante un ataque racista. Su familia transformó este trágico acontecimiento en algo positivo creando un poderosa fundación benéfica que honraba su memoria. Para celebrar su legado, la pasada semana Meghan Markle y el príncipe Harry asistieron a una misa conmemorativa.

Aunque se trataba de un servicio religioso, Meghan optó por lucir un vestido de Hugo Boss perteneciente a la colección primavera-verano 2018. Se trata de un vestido sin mangas, con escote en V confeccionado con una tela plisada y ajustado a la cintura con un cinturón de hebilla de la misma tela.

La novia del príncipe Harry completo el look con una pochette de seda en tono oro rosa de la marca Wilbur & Gussie (unos bolsos que se pueden personalizar añadiendo un broche a la altura del cierre en forma de lazo, mariposa, abeja o salamandra, y que cuestan 205 libras), y con unos salones de ante color Nude de Manolo Blahnik.

Para adornarse, Meghan se recogió el pelo en un moño bajo lo que permitió que pudiéramos ver sus pendientes de Cartier de oro blanco y diamantes.

9

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *