Meghan nos sorprende otra vez con un total look de Dior mientras que Kate empieza a emular a la reina con variaciones sobre un mismo tema

Los de la Famila Real Inglesa están desatados. No dan a basto. Acabo de publicar un post diciendo que los duques de Sussex emprenderán esta tarde su primer viaje oficial a Irlanda, cuando nos llegan imágenes a la redacción de esta mañana en las que hemos podido ver a los 4Fab y al resto de la familia a su llegada a la Abadía de Westminster para asistir a un servicio religioso para conmemorar que hoy hace cien años que nació la Royal Air Force.

Su Graciosa Majestad, el príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles, el duque de York y la duquesa de Wessex fueron recibidos por el Deán de Westminster, pero para que vamos a disimular, quienes de verdad centraron todo el foco de la atención fueron los príncipes Guillermo y Harry y sus respectivas mujeres.

A pesar de seguir de baja por maternidad, Kate Middleton – en su calidad de madrina de este escuadrón de pilotos de la RAF -, hizo acto de presencia luciendo orgullosa en la solapa de su vestido azul pastel de Alexander McQueen el Dacre Brooch. Un broche que reproduce el brillante escudo de la RAF que le fue regalado por los cadetes de este escuadrón en el 2015.

#RAF100

De un tiempo a esta parte, a Kate le pasa como a la reina, que parece que siempre repite modelito pero en declinado en distinto color. El vestido azul de hoy recuerda sospechosamente la forma del que utilizó para el bautizo de la princesa Charlotte y que luego se hizo arreglar para la poda de Meghan y Harry. Lo único que cambia es el tocado.

Meghan Markle, en cambio, estaba elegantísima vestida con un vestido absolutamente New Look de Dior confeccionado en una tela mezcla de lana y seda de un color azul tan oscuro que parecía negro con cuello barco, hecho para ella a medida por Maria Grazia Chiuri, y que la duquesa de Sussex combinó con un clutch Dior del mismo tono adornado con una abeja, y unos salones en color topo contrastando con el tocado creado por Stephen Jones. Para adornarse, la duquesa de Sussex volvió a apostar por unos pendientes de brillantes de Cartier.

Los príncipes Guillermo y Harry son la cuarta generación de pilotos de la RAF de la monarquía británica. En esta foto antigua, hecha en 1935, se puede ver al rey George W, a Eduardo VIII y a Alberto (duque de York y más adelante nombrado rey George VI) posando con sus uniformes de la Royal Air Force.

Durante el servicio religioso, la comandante Nikki Thomas – la primera mujer comandante de la Royal Air Force -, leyó el poema “High Flight” de John Gillespie Magee. A la salida, los miembros de la familia real se trasladaron hasta el famoso balcón de Buckingham Palace para ver una exhibición aérea formada por 100 aviones.

14

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *