Moschino rinde homenaje a Courrèges y a Roy Lichtenstein con modelos caracterizadas como auténticas sosías de Jackie Kennedy. ¡Vivan los 60!

Con motivo del desfile de Moschino para el otoño-invierno 2018-2019 celebrado durante la Milan Fashion Week, a Jeremy Scott, director creativo de la marca, se le ocurrió celebrar que están a punto de cumplirse 25 años de la muerte de Jackie Kennedy – la que fuera esposa del presidente estadounidense John Fitzgerald, y un auténtico Fashion Icon de los años 60 -, para rendirle un merecido homenaje.

Para transformar a todas las modelos que iban a participar en el desfile en un calco de Jackie Kennedy, el diseñador pidió ayuda a los Make-Up Artists de Mac Cosmetics y al estilista Paul Hanlon y a todo su equipo de peluqueros.

Mediante un potente eyeliner para hacer más felina la mirada, un labial rosa y las cejas depiladas como solían depilarse en la década de los años 60, modelos de la talla de Kaia Gerber, Ruth Bell o las hermanas Hadid se transformaron con mayor o menos éxito en sosías de la admirada First Lady.

El éxito de esta transformación en gran parte es debido también a los complementos, accesorios y tocados de la nueva colección invernal de Moschino y al estilismo del peluquero Paul Hanlon quien no dudó en peinar a las modelos con el pelo cardado con las puntas hacia afuera después de colocarles el famoso casquete tan de moda en aquella época con unos cuantos mechones de cabellos saliendo de él pero inmovilizados por la laca.

Vestidos y faldas cortos para el día, sencillos y de formas geométricas basadas en cuadrados, figuras trapezoidales y triángulos, combinados con cazadoras con cremalleras y accesorizados con gafas de sol extragrandes y botas.

Una moda que me ha recordado mucho a la de Courrèges, pues Jeremy Scott ha hecho incluso un guiño a la era espacial de este diseñador francés basada en colores brillantes, con faldas y chaquetas de plástico o de charol y pantalones de gimnasia.

Algunas de estas prendas estaban confeccionadas en una tela estampada a la manera de la obra de Roy Lichtenstein, el artista gráfico americano, padre del Pop Art, famoso durante la década de los 60 por sus interpretaciones a gran escala del arte del cómic reproducidas a mano con la misma técnica de puntos y los mismos colores primarios y brillantes que utilizaba el ofset para imprimir grandes vallas publicitarias.

La colección de noche es de gritar. No me gustan nada esos rasos mezclados con brilli brilli ajustándose a la figura dando vida a colas de sirena. Me parecen absolutamente desfada.

Sitio oficial Moschino

4

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *