Muere Carla Fendi una de las grandes señoras de la moda italiana

En 1925, Adele y Edoardo Fendi fundaron un marca de moda y peletería a la que bautizaron con el apellido de familia. Ellos fueron los primeros que dejaron de entretelar las pieles para que fuesen más flexibles y cómodas, y para que no pesaran tanto. Cuando en uno de sus primeros desfiles una modelo sacó un abrigo de piel del bolso que llevaba, y lo sacudió un poco para desarrugarlo antes de ponérselo la gente no pudo evitar soltar una exclamación de admiración.

Los Fendi tuvieron cinco hijas a las que todos se referían como a los cinco dedos de la mano de la marca: Carla, Paola, Anna, Franca y Alda. Juntas contribuyeron al desarrollo de la marca y también fueron ellas quienes en 1965 invitaron a Karl Lagerfeld a unirse a ellas como director creativo.

Pues bien, hace tan solo unos días falleció Carla Fendi. Una mujer que nunca dejó de contribuir activamente y con la misma pasión que el primer día al éxito de una marca de la que era presidenta de honor y que hasta que se apagó era su razón de vivir.

Carla era una fuente de inspiración para todos los que tuvieron la suerte de conocerla y de trabajar junto a ella. Si algo la caracterizaba era su sensibilidad por la belleza y el implicarse en los proyectos culturales en cuerpo y alma.

El pasado jueves 22 de ella tuvo lugar su funeral en Roma. Al mismo acudieron Antoine Arnault (director general de Berluti y presidente de Loro Piana), Pietro Beccari (director general de Fendi) y Toni Belloni (director general delegado de LVMH).

Este está siendo un año muy duro ya que a la muerte de Carla Fendi hay que sumar también la de Laura Biagiotti y la de Krizia, todas ellas grandes pioneras y un pedazo de la historia de la moda en Italia. Así pues, luto en el mundo de la moda italiana.

Sitio oficial Fendi

6
3 Comentarios
  • GG
    junio 27, 2017

    Elegantísima…
    Una pena… Era mayorcita, no?

    • admin
      junio 27, 2017

      79 años

  • GG
    junio 27, 2017

    Pues, no tan mayorcita, no… Que pena…

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *