Muere en Roma la estilista y escritora Marina Ripa di Meana

A los 76 años de edad, y después de haber luchado como una auténtica jabata contra el cáncer durante 16 largos años, ha muerto en Roma la actriz y estilista Marina Ripa di Meana.

Marina nació en Reggio Calabria (Italia) el 21 de octubre de 1941. De ella cabe destacar sus interminables piernas y su cabellera pelirroja. La sociality se asó dos veces. La primera con el duque Alessandro Lante della Rovera con quien tuvo a su hija Lucrezia.

En 1982 contrajo segundas nupcias con un político, el marqués Carlo Ripa di Meana. Así que de duquesa pasó a convertirse en marquesa. Una noble de naturaleza provocativa que no alteraba su temperamento jocoso y divertido. Una mujer voluptuosa y decadente que se declaraba feminista sometiendo a los hombres a su dominio.

En 1987 publicó su biografía a la que tituló “I miei primi 40 anni”, un auténtico best seller de aquellos primeros años del socialismo en los que hablaba tanto de ella como de la Italia de la década de los 60 convirtiéndose en la reina de la jet set de Roma.

Amó y frecuentó a artistas, escritores, periodistas, hizo sus pinitos como actriz y participó como colaboradora en la televisión en el show de Maurizio Costanzo. Su naturaleza era provocativa, divertida, siempre dispuesta a los golpes de escena como cuando lanzó una tarta a un presentador de la tele o pipí de artista a un crítico de arte por no haber incluido una foto suya en una exposición.

En sus siguientes 36 años escribió otros 13 libros sin dejar de ser nunca bellísima, excesiva, extravagante, combativa y súper popular. Marina sentía auténtica debilidad por los sombreros extravagantes que no dudaba en lucir en fiestas, estrenos y sobre las alfombras rojas.

Su hija Lucrezia, que se ha convertido en una famosa actriz, ha emitido un comunicado explicando que por expreso deseo de Marina no se celebrarán funerales aunque sí que se habilitó una capilla ardiente de donde salió su atáud cubierto por un gran pañuelo de seda roja encima del cual habían colocado su famoso sombrero con cuernos. Marina se ha ido con una gran dignidad y sin hacer ruido. Una gran lección de vida y de valentía para todos.

6
1 Comentario
  • Cobre
    enero 10, 2018

    Es fantástica, cuanta fuerza y energía! Chapeau!!

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *