My Name is Valentino, la abrumadora experiencia del desfile Couture de Valentino para la primavera-verano 2018

El diseñador italiano Pierpaolo Piccioli presentó hace dos días en el impresionante Hotel Salomon de Rothschild de París la colección Valentino Haute Couture Primavera/Verano 2018.

Sentados en el front-row, Christian Louboutin y Donatella Versace que no quisieron perderse ni un solo detalle de un desfile que celebraba el expertise y el savoir-faire de las modistas que trabajan en el taller de la marca -no en vano todas y cada una de las prendas llevaban bordadas en su interior el nombre de las maestras de la costura y el dedal que las habían confeccionado siguiendo las directrices de Piccioli.

Una colección que podría describirse como un clásico actualizado de la Alta Costura con prendas inspiradas en el glamour de Lady Duff-Gordon, en una paleta de tonalidades que recuerdan a las de Andrea Pontormo, confeccionadas en telas como el taffetas y moiré con encajes e incrustaciones.

La celebración de una artesanía considerada como un valor que no debe desaparecer, la poesía de los retoques finales que parecen no verse pero que el ojo experto sabe apreciar y valorar en su justa medida.

Una Alta Costura de hoy, que propone para la mañana pantalones chinos y gabardinas, prendas que se pueden conjuntar con otras más solemnes. Una Haute Couture muy personal presentada íntimamente, en los salones de un antiguo palacete, como solía hacerse antaño.

Entre las propuestas no faltó, como es lógico y natural, el icónico rojo Valentino presente en un vestido que no decepcionó a nadie confeccionado por Maria D. en tela de tafetán con un profundo escote.

En resumen, una alta costura que dejaba entrever looks para una agenda más moderna y actualizada, compuesta por una combinación de pantalones anchos de gasa con volantes negros (firmado por Denise) con exquisitos detalles como las mini lentejuelas iridiscentes y el bordado de calas en un satén Duquesa, y cinta de tafetán fucsia que proporcionaba al conjunto un toque ochentero.

La pamela fucsia con plumas diseñada por el sombrerero Philip Treacy y lucida por Kaia Gerber es una extravagancia de la vieja escuela, y es el mejor exponente de esta colección Couture de Valentino para la primavera-verano del 2018.

Entre las celebrities que asistieron al desfile cabe mencionar a Izabel Goulart, Olivia Palermo, Bianca Brandolini, Kate Hudson y Clotilde Courau.

4
2 Comentarios
  • Cobre
    marzo 9, 2018

    Precioso
    El trabajo de P P Pasolini

  • Cobre
    marzo 9, 2018

    El editorial de moda en el desierto de Brunello apetecible total!

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *