Noto, la joya del barroco siciliano, se convertirá en el telón de fondo ideal para la boda de los Ferragnez

Noto, en Sicilia, es un pequeño pueblo situado en la ladera de una colina que se fundó sobre una ciudad medieval destruida por un terremoto en 1693. Sobre los cimientos de la antica ciudad reducida a escombros se construyó una nueva ciudad de estilo barroco que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1996.

A muchos esta ciudad os sonará de la tele pues es en ella donde se ha filmado la serie del Comisario Montalbano. El caso es que de esta joyita del barroco italiano procede también la madre de Chiara Ferragni.

Así que la influencer reconvertida en empresaria de éxito no lo ha dudado ni un instante, y siguiendo la tradición que manda que la novia se case en su pueblo de origen, aquí es donde se dará el sí quiero con Fedez, el padre de su hijo Leo.

Todavía se desconoce si los novios se casaran en la Cattedrale de Noto (cuya cúpula se derrumbó en 1996 arrastrando parte de las capillas laterales y de la nave central), o si preferirán hacerlo en la iglesia de San Carlo, en la del Carmine, o en la de Santa Maria dell’Arco.

A mi me da que Chiara va a privilegiar la estética a la majestuosidad por lo que se decantará por la iglesia de Montevergini por la costumbre que existe en el pueblo de decorar sus calles paralelas con flores.

L’Infiorata di Noto suele coincidir con el tercer fin de semana de mayo. Esta tradición surgió hace ahora 37 años gracias al encuentro de una serie de artistas de la zona que han ido desarrollando una nueva técnica pictórica utilizando para ello flores naturales.

El tema de la edición pasada fue el de la vía de la seda representada por una espectacular alfombra de flores que salía desde la via Corrado Nicolaci, en lo alto de la iglesia de Montevergini, y que llegaba hasta el palacio del príncipe Nicolaci – cuyos balcones de hierro forjado sostenidos por ménsulas de piedra tallada representan leones (lo que supondría un precioso guiño a su hijito).

Me encantaría que lo apostaran todo por esta iglesia cuya fachada en curva está centrada en medio de la calle de forma simétrica, y cuyo interior, a pesar de ser bastante sobrio, dispone de un maravillosa luz que se cuela por sus ventanas. El marco ideal para una boda de finales de verano.

Ayer, Chiara subió a su cuenta de Instagram una foto en la que aparece posando en compañía de la diseñadora italiana Maria Grazia Chiuri. La flamante diseñadora de Dior Couture ha sido la encargada de crear el vestido de novia de la influencer, hecho para ella a la medida no solo de sus sueños.

Alberta Ferretti, otra diseñadora italiana, será la encargada de realizar los vestidos que lucirán las damas de honor de la novia. Seis vestidos exclusivos realizdos en georgette de seda rosa con incrustaciones de encaje con amplio escote en V o en forma de corazón.

La llegada de los invitados está prevista para mañana, día 31 de agosto. Para hacer los honores, Trudi ha creado una especie de mascota -una versión de Chiara de tela-, que se encargará de recibir a todos los invitados y de hacerse una foto con ellos como si estuviesen en Disneylandia.

Como veis, ¡ya no queda nada para descubrir cómo será el vestido de la que, probablemente sea una de las novias del año! Del resto, ya podemos hacernos más o menos una idea.

18

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *