Para la próxima temporada estival, Maria Grazia Chiuri nos propone definir nuestro cuerpo inspirándonos en la danza

Para la colección de prêt-à-porter primavera-verano 2019 presentada ayer por la tarde en el Hipódromo de Paris Longchamp, Maria Grazia Chiuri se ha inspirado en el mundo de la danza.

La danza como acto liberador, como acción del cuerpo, en esta dimensión que utiliza el ritmo, el movimiento y la música para encontrarse con la parte más profunda de nuestro ser. La danza y la moda definen al cuerpo y, a través de la disciplina, nos enseñan a apropiarnos de él.

Maria Grazia Chiuri, la Directora Artística de las colecciones femeninas de Dior, se ha inspirado en obras de una serie de artistas que han revolucionado los códigos para crear otra idea de la belleza del cuerpo en movimiento en una nueva relación con el espacio, el tiempo y la naturaleza.

Estas heroínas de la danza contemporánea que fueron Loïe Fuller, Isadora Duncan, Ruth Saint Denis, Martha Graham y Pina Bausch han revolucionado su disciplina para relacionarla con los orígenes del mundo, en esta mezcla dionisíaca, esta energía vital que se integra en cada cultura.

«Esta no es una cuestión de perfección del cuerpo, sino de flexibilidad y de fuerza del movimiento», afirma Sharon Eyal, una de las coreógrafas más talentosas de nuestra época, que Maria Grazia Chiuri ha querido hacer partícipe de este desfile.

Christian Dior amaba la danza, como lo atestiguan los archivos de Dior. Existen documentos que ilustran su extraordinaria colaboración con Roland Petit para el ballet Treize Danses, como también lo prueban las fotos de Margot Fonteyn, bailarina y clienta de la Maison.

Bodys, camisetas y monos ligeros conforman una coreografía de prendas que varían en una paleta de matices infinitos del nude, que se acercan al color del cuerpo, en una multitud de versiones, y acompañan sus movimientos. Se convierten así en la base y el complemento de una serie de piezas de la colección, como las faldas amplias y etéreas, además de los tutús cortos o largos.

Sus volúmenes son propios de los trajes masculinos de danza tradicional, dando testimonio de una cultura popular muy apreciada por Maria Grazia Chiuri. Los vestidos parecen tan evanescentes como una trama de tul, mientras que el corsé se ha reemplazado por la camiseta. Memoria visual de los sonidos hip-hop, el vaquero, otra inspiración de una parte de la colección, subraya una silueta relajada.

La danza, en cuanto arte del movimiento y acto performativo que sugiere el motivo caleidoscópico, aparece metamorfoseada en dibujos y en un mundo fantástico de plumas, un homenaje a las experiencias cinemáticas bañadas de colores realizadas por Loïe Fuller.

Los colores se difuminan sobre la superficie ligera de los vestidos y las faldas, que se llevan debajo de los abrigos amplios y las chaquetas que cubren los cuerpos a la salida del teatro. Los zapatos, por su parte, son creaciones increíbles de cintas trenzadas sobre el pie y hasta el tobillo, que descansan sobre la transparencia de un tacón de plexiglás.

Esta energía que se encuentra, a la vez, en el control y la liberación del cuerpo, de los cuerpos ha dado a luz a esta colección, como una coreografía sofisticada y estilizada, y una explosión potente de la imaginación en clave femenina.

Para esta coleción, Peter Philips – director de la creación y de la imagen del maquillaje Dior -, ha realizado un maquillaje natural centrando todo el protagonismo en la mirada.  La tez se mantiene pura por medio de una pre-base sobre la que se ha aplicado la Diorskin Backstage Face Foundation matificada con los polvos sueltos Diorsin Forever.

Los ojos los ha maquillado aplicando el Diorshow Khol Noir en el interior del párpado inferior con un efecto imperfecto paa dar la impresión de un maquillaje vivido.

También trabajo las cejas sin acentuarlas demasiado con el lápiz Diorshow Brow Styler; y luego trazó un dibujó de inspiración cuneiforme en las sines con el lápiz Diorshow Pro Liner.

 

La boca permanece muy natural tan solo realzada con el Lip Maximizer que le proporciona un brillo la mar de discreto a juego con el color Muguet de la laca de uñas.

El pelo de las modelos iba recogido a la manera de las bailarinas de ballet.

16

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *