Para ser social y ambientalmente responsables Burberry ya no utilizará pieles y dejará de destruir los artículos invendidos

Ante el aluvión de críticas suscitado entre su accionariado por la práctica consistente en destruir todos sus productos invendidos, los responsables de la marca Burberry anunciaron el pasado jueves su decisión de poner fin a esta práctica con efecto inmediato.

En su último informe anual, la compañía reveló que había destruido más de 30 millones de euros de ropa y cosméticos en el 2017. El 50% más que el año anterior. En los últimos 3 años la suma de todo lo destruido asciende a la friolera de 83 millones de euros.

Un anuncio que ha hecho rechinar los dientes tanto de los accionistas de la marca como de los defensores de la ecología, en un momento en el que la industria textil es regularmente atacada por su considerable impacto sobre el medio ambiente.

Para poner fin a la controversia, Burberry ha anunciado que acabará con esta práctica, y que reparará, donará o reciclará los productos no vendidos.

Burberry también ha indicado que ya solo utilizará faux four -como también se han propuesto Gucci, John Galliano, Versace y Michael Kors.

La primera colección de Riccardo Tisci para Burberry no llevará ninguna piel, y la marca se ha comprometido a eliminar, gradualmente, todos los productos de piel existentes en sus colecciones.

Personalmente opino que no hay nada más contaminante que las pieles hechas con derivados del petróleo, pues no deja de ser plástico. Lamentablemente, hoy para pertenecer a las marcas clasificadas como lujosas y modernas hay que demostrar ser social y ambientalmente responsables ya que en ello reside su éxisto a corto y medio plazo.

La marca también ha informado que, coincidiendo con la Fashion Week londinense, adoptara una nueva etapa en su estrategia de see-now-buy-now. 30 minutos después del desfile que tendrá lugar el 17 de septiembre, una selección de piezas exclusivas en edición súper limitada se pondrá a la venta vía Instagram y también en el flagship que la firma tiene en Regent Street.

La tienda se convertirá en un espacio de exposición temporal para acoger las piezas de la nueva colección que se dividirán por temas. También se podrá ver una instalación colosal firmada por el artista británico Graham Hudson que se desplegará por las tres plantas.

25

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *