Pasquale Bruni, una historia de familia fundada por uno de los arquitectos de la joyería italiana

Pasquale Bruni es una marca de joyería totalmente Made in Italy, que lleva el nombre de su fundador. Pasquale Bruni comienza a trabajar desde muy joven en el mundo de la joyería en los talleres de orfebrería de Valenza Po (Catania-Italia). Fascinado por la artesanía, trabaja codo a codo con codo con los mejores orfebres y joyeros italianos, verdaderos artistas cuyas creaciones fueron buscadas por celebridades italianas e internacionales.

Tras dominar las técnicas, aprende los secretos del arte con una atención meticulosa por los detalles. En 1967, cuando sólo tenía veinte años, Bruni creó sus primeras colecciones dando muestras de su excepcional talento y de un raro instinto creativo. Formas simples pero únicas; gemas raras y piedras brillantes caracterizan el estilo distintivo, inusual y armonioso de las colecciones del diseñador. En 1987, Bruni gana el primer premio en el «Concorso idea gioiello». Sus diseños vanguardistas, detalles sofisticados y una artesanía extremadamente refinada consiguen que vaya abriéndose camino no solo en Italia.

Eugenia Bruni -hija de Pasquale-, pasó su infancia en los talleres de su padre. En esos mismos talleres, Eugenia observaba atentamente a su padre, de quien había heredado un marcado talento creativo, genio artístico y pasión por la joyería, al tiempo que alimentaba su espíritu creativo y aprendía el oficio en el mejor ambiente posible.

Aunque Eugenia asistió a la Escuela de Arte donde acabó especializándose en el arte de la orfebrería, hay que decir que su verdadera educación proviene del tiempo que pasó en la empresa familiar, donde aprendió y practicó todos y cada uno de los aspectos del arte de la orfebrería. El papel principal de Eugenia ha sido el de diseñadora, trabajando codo a codo con su padre.

Su progenitor también quiso que conociese aspectos tan importantes como puedan ser las ventas y las ferias, las relaciones públicas y la atención al cliente. Así que, después de pasar tres años en los Estados Unidos, en Nueva York, Los Ángeles y San Diego, su padre le pidió que asumiera la responsabilidad de la dirección creativa de la marca.

Eugenia, que ama la verdadera esencia de la naturaleza, no duda en experimentar con formas y colores para realzar el encanto femenino. Sus creaciones crean un vínculo íntimo con las mujeres que las llevan, lleno de referencias y ecos a diferentes culturas.

Después de años de estudio, su hermano Daniele se incorporó también a la empresa. Además de ser un probado gemólogo, en la actualidad ocupa el cargo de director de marketing de la empresa. Tras la apertura de la start-up americana, se trasladó a Nueva York, tomando el control de la sucursal estadounidense.

Cada proyecto se gestiona en el taller familiar de Valenza, y cada creación combina la nobleza del metal con la riqueza de las piedras preciosas con auténtica pasión. El resultado son joyas diseñadas y fabricadas para satisfacer la vista y los sentidos.

Cada colección es la expresión de una constante experimentación, innovación e investigación de formas, colores y materiales. El corazón, que simboliza el amor por la vida, y la pasión por el trabajo, está siempre presente en cada joya, en el diseño o con una incrustación, un grabado o como un amuleto. Otros símbolos recurrentes de la marca son las flores, la luna y las estrellas que representan el amor por Calabria, su tierra natal.

La marca Pasquale Bruni debe su éxito internacional a su capacidad de anticiparse a las tendencias futuras, adaptándose a un mercado cada vez más competitivo. Sus colecciones más icónicas como The Ghirlanda (2002), Sissi (2007), Bon Ton (2008), Mandala (2011), Giardini Segreti (2005) o Lakshmi (2018) desvelan un deseo constante de experimentar, y el deseo de dotar a sus creaciones de un alma discreta, moderna y elegante. Son sentimientos y emociones traducidas en ideas, moldeadas con cuidado artesanal y habilidad técnica.

Esto convierte a esta marca en un intérprete atemporal de moda, diseño y arte con un espíritu independiente que me rechifla.

20

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *