Por sexto año consecutivo, Dior patrocina la Gala Internacional del Guggenheim en NY

Por sexto año consecutivo, mañana jueves 15 de noviembre, Dior patrocinará la Gala Internacional del Guggenheim, en Nueva York, reforzando así los vínculos que unen a la marca con el arte.

Una celebración promovida por la Fundación de Edmond de Rothschild, el visionario Dimitris Daskalopoulos y Alice Walton.

Esta gala es el evento anual más importante del museo, ya que recauda importantes fondos para continuar con los programas educativos y de exposiciones de renombre mundial.

Christian Dior siempre quiso matricularse en la escuela de Bellas Artes para ser arquitecto, el rechazo de sus padres lo impulsó a decantarse por las ciencias políticas.

La gala comienza a las 19,00 h con un cóctel seguida de una elegante cena y una animada fiesta que, este año, estará animada por la cantante Jorja Smith.

Fascinado por los jóvenes artistas de su época, con los que se encontraba en el nuevo París cosmopolita y pródigo de novedades realmente innovadoras, entabló una valiosa amistad con el músico Henri Sauguet, el pintor Christian Bérard y también con el poeta Max Jacob. Dior, muy cercano al Grupo de los Seis, soñaba con convertirse en compositor.

Sin embargo, decidió en 1928 abrir una galería de arte junto con Jacques Bonjean y, más tarde, con Pierre Colle. Juntos, expondrían las obras de Marcel Duchamp, René Magritte, Alberto Giacometti, Alexander Calder y Georges Braque, junto a las de Leonor Fini, Joan Miró y Pablo Picasso.

Durante diez años, sus creaciones se nutrieron con el trabajo de sus contemporáneos, quienes a su vez, desde Marc Chagall hasta Bernard Buffet, pintaron su retrato.

Durante el desfile de la colección de Alta Costura Otoño-Invierno 1949, presentada en los salones de la avenue Montaigne, algunos vestidos creados por Christian Dior llevaron el nombre de sus amigos artistas, como Matisse o Braque.

En julio de 2007, celebró los 60 años de la Maison con un desfile espectacular sobre el tema del Bal des Artistes, en la Orangerie de Versalles. Las modelos parecían salidas de los cuadros pintados por los impresionistas, los maestros holandeses o españoles, e incluso los artistas del Renacimiento.

Este diálogo permanente entre el arte y la moda prosigue tras el fallecimiento del diseñador fundador, gracias al talento de sus sucesores. Para su primer desfile de Alta Costura Otoño-Invierno 2012-2013, Raf Simons se inspiró en las telas abstractas de Sterling Ruby y exploró, en la temporada siguiente, los dibujos realizados por Andy Warhol en la década de 1950.

Para su colección de prêt-à-porter Primavera-Verano 2018, la directora artística Maria Grazia Chiuri se inspiró en la artista Niki de Saint Phalle y en su amistad con Marc Bohan, director artístico de la Maison entre 1961 y 1989.

Actualmente, la Maison sigue estrechamente relacionada con el mundo del arte, como así demuestra cada año desde 2013 la Gala internacional del Guggenheim, en Nueva York, celebrada gracias al apoyo de Dior.

25
1 Comentario
  • Gg
    noviembre 15, 2018

    Me encanta la foto de la cena! Debe está tomada desde el principio de la «rampa» , verdad?

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *