Retrospectiva del trabajo de Alphonse Mucha en el Palacio de Gaviria de Madrid

El Palacio de Gaviria, en el número 9 de la calle Arenal de Madrid, reabrió sus puertas el pasado mes de febrero como un nuevo espacio de exposiciones dirigido por Arthemisia Group.

Obra del arquitecto Aníbal Álvarez Bouquel, el Palacio de Gaviria fue construido entre 1846 y 1847 por encargo del banquero Manuel Gaviria y Douza, Marqués de Gaviria, según el lujoso modelo de los palacios renacentistas italianos. Su escalera balaustrada y los frescos de Joaquín Espalter y Rull son algunos de los elementos más espectaculares que lo caracterizan.

Tras el éxito de la exposición dedicada a Escher, Arthemisia presenta hasta el próximo 25 de febrero de 2018 una amplia retrospectiva sobre las icónicas figuras femeninas y demás trabajos de Alphonse Mucha, el conocido artista checo considerado el inventor del Art Nouveau.

Mucha se mudó a París en 1887. Su salto a la fama lo logró con su primer cartel litográfico para la actriz Sarah Bernhardt y su Théâtre de la Renaissance, el cartel anunciaba la obra Gismonda de Victorien Sardou, y apareció en los primeros días de enero de 1895 en los muros de París causando una auténtica sensación.

Sarah Bernhardt ofreció inmediatamente a Mucha un contrato de exclusividad por seis años. Los carteles realizados para ella contribuyeron a difundir la fama de la actriz más allá de las fronteras de Francia. Hasta 1901, Mucha no solo fue responsable de los carteles publicitarios, sino también de las escenografías y los vestuarios del Théâtre de la Renaissance. Fue esta obra, con su estilo exuberante y estilizado, lo que le dio tanto fama como numerosas comisiones.

Cuando Mucha visitó Estados Unidos fue reclutado por la excéntrica actriz Mrs. Leslie Carter, quien trató de superar el lujo y la ostentación de las obras de teatro de Sarah Bernhardt, lo que finalmente la llevó a la ruina. El formato y la configuración de los carteles eran parecidos a los hechos para el Théâtre de la Renaissance antes de 1900, con una influencia de las alhajas creadas para Georges Fouquet.

Los trabajos de Mucha frecuentemente introducían mujeres jóvenes, hermosas y saludables, flotando en atuendos vagamente neoclásicos, frecuentemente rodeadas de exuberantes flores que, a veces, formaban halos detrás de sus cabezas.

El interés por el estilo de Mucha revivió en la década de 1960, y continúa experimentando interés de manera periódica desde entonces, influyendo a muchos ilustradores contemporáneos.

La muestra incluye más de 200 obras, entre las que se pueden encontrar pinturas como ‘Autorretrato’ (1899) o ‘Francia abraza a Bohemia’ (1918), carteles como el póster para ‘Gismonda’ (1894) o el de Sarah Bernhardt como ‘La Princesse Lointaine’ (1896) o diseños como el estudio para ‘By force towards freedom, with love towards unity!’ (1910-1911) y para ‘The Age of Wisdom’ (1936-1938).

Como os decía al principio, esta retrospectiva está organizada por Arthemisia en colaboración con la Fundación Mucha y comisariada por Tomoko Sato, curadora de la Fundación desde 2007. la exposición contempla seis aspectos fundamentales del artista –bohemio, retratista, cosmopolita, místico, patriota y filósofo- e incluye pinturas fundamentales del autor como Autorretrato (1899), carteles como el póster para Gismonda (1894) o el de Sarah Bernhardt como La Princesse Lointaine (1896) así como Francia abraza a Bohemia, correspondiente a su última etapa y que el próximo año cumple su centenario. El conjunto se completa con obras decorativas, joyas y bocetos para el diseño de la Boutique Fouquet.

Reconocido en la historia del arte por haber ideado el estilo que se extendería después por todo el mundo bajo el nombre de Art Nouveau (también conocido como Stile Liberty, Secessionsstil, Modernismo o Jugendstil), su inconfundible sello es mundialmente reconocible gracias a sus mujeres seductoras, sus diseños tipográficos innovadores y el profundo amor por todo lo checo y eslavo.

4
1 Comentario
  • GG
    octubre 13, 2017

    No me extraña que reviva la estética de los carteles, me parece preciosa y atemporal…

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *