Rouge Coco, un básico esencial y un icono de Chanel, que se convertirá en nuestro fiel cómplice

Maquillarse los labios es como ponerse tacones. La primera vez puede resultar intimidante. Sin embargo, es un gesto de belleza que simboliza la sensualidad y la feminidad, por lo que no es de extrañar que fuese el accesorio de belleza preferido de Mlle. Chanel, que llegó a convertir a su famoso rouge en todo un icono.

Barras de labios hay muchas. El Rouge Coco de Chanel podría calificarse como
el prêt-à-porter de las barras de labios (32,50 euros), y resultan tan prácticas y fáciles de aplicar que el gesto de maquillarnos con ellas se vuelve intuitivo e espontáneo.

Y como podemos escoger entre 24 tonalidades, estas barritas mágicas han nacido para convertirse en nuestras mejores amigas, en esas cómplices que nos acompañarán fielmente a la hora de vivir nuevas experiencias, pues nos permitirán cambiar de estilo en función del humor con el que nos hayamos levantado ese día.

Su textura cremosa y ultrasensorial, formulada con ceras vegetales de jojoba, mimosa y flores de girasol se desliza suavemente, se funde en los labios que parecen rellenarse y definirse, proporcionándoles un color precioso con un acabado satinado, al tiempo que los nutre sin dejarlos pringosos.

Visual

Podemos escoger entre rosas suaves, naranjas frescos o rojos atrevidos. El abanico de colores es una pura maravilla. Es como si los responsables de la marca hubiesen acertado con la cantidad de pigmentos con los que los han fabricado, no sobrecargando la fórmula para que los labios nos se sequen.

Una sola pasada es suficiente para pigmentar los labios con un color muy natural, con dos pasadas los marcas, pero si lo que nos gusta es lucir unos labios con mucho carácter siempre podemos darnos alguna pasadita extra.

Además, su packaging, negro y dorado, no puede resultar más chic ni elegante. El sonido de su clic al cerrarse atrae todas las miradas, no es extraño que muchas se fijen en él, por lo que se ha convertido, por méritos propios, en todo un objeto de deseo. Una idea-regalo estupenda para regalar o regalarte por San Valentín, ¿no os parece?

¡Qué se lo pregunten sino a la embarazadísima Keira Knightley, que ha posado para Mario Testino, más guapa y resplandeciente que nunca!

Sitio oficial | Chanel

0

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *