Superstitious Alber Elbaz x Frédéric Malle when fashion meets perfume

En 1947 Serge Heftler-Louiche fundó los Parfums Christian Dior. 53 años más tarde, en el 2000, su nieto Frédéric Malle creó las Editions de Parfums – un concepto de perfume francés que creía firmemente en que los mejores maestros perfumistas del mundo podían colaborar para crear juntos perfumes que se convertirían en auténticos must have.

Un concepto que Malle compara con una experiencia parecida a la de un museo en la que pintores de lo más variopintos comparten un mismo espacio, y en la que todos aportan diferentes propuestas igualmente increíbles y fabulosas, pero cada uno a su manera.

Pues bien, el diseñador Alber Elbaz ha pedido a Frédéric Malle que le haga un perfume a imagen de sus creaciones, y para explicarle lo que tenía en mente le ha escrito una carta a modo de briefing que reproduzco traducida.

Briefing de Alber Elbar a Frédéric Malle

“Para las mujeres con amor,
Vestir a las mujeres con un perfume
En un mundo programado, sigue existiendo
Todavía el azar, los encuentros, la
Sorpresa, la SUPERSTICIÓN…
Un perfume como una HUELLA!
La esencia de las mujeres, sus risas
Sus lágrimas, su libertad, su fuerza”

A Malle no le ha costado nada entender lo que de él esperaba Elbar ya que le sigue desde hace años, y admira sus creaciones primero cuando trabajaba en Yves Saint Laurent y después en Lanvin.

Así que se sentaron y decidieron que si iban a crear juntos un perfume, éste debía contener un elemento misterioso. Se plantearon el proyecto como si fuese un libro abierto a la interpretación, que permitiese dejar vía libre a la imaginación. Un poco como las creaciones de Alber que dejan huella a su paso sin importar quien las luzca.

Por eso en seguida supieron que el perfume que creasen juntos se llamaría “Superstitious” porque esta idea de la superstición es una fuerza poderosa que entraña más de lo que muestra.

En lo que coincidieron desde el principio es que en un perfume clásico la calidad debía primar por encima de todo, pero lo interesante sería que sus ingredientes resultasen difíciles de reconocer. Malle llevaba un año trabajando junto con Dominique Ropion (otro gran perfumista) en un gran aldéhyde floral con una arquitectura clásica completamente reinterpretada formulado con los ingredientes más preciados.

Alber Elbaz

En cuanto se lo mostró a Alber, éste se sintió inmediatamente subyugado. Así que Frédéric presentó Dominique a Alber y entre todos acabaron de dar forma a este perfume creado a partir de rosa damascena, jazmín egipcio, piel de melocotón y albaricoque, la resina del labdanun, madera de sándalo, vetiver de Haiti y pachuli. Un último acorde de aldehyde transforma la aterciopelada opulencia de este perfume proporcionándole un toque más urbano. Precio: 260 euros (100 ml).

El resultado es como una de esas maravillosa telas capaces de realzar nuestra belleza natural al máximo cuando nos las echamos por encima como si fuese un echarpe. Así que podemos decir que Alber Elbaz ha encontrado a sus iguales en el universo del perfume en las figuras de Dominque Ropion y de Frédéric Malle.

El perfume se puede adquirir a través de la página web de Frédéric Malle.

Sitio oficial Frédéric Malle

3

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *